Eso sí: no se debe caer jamás en la tentación de la honestidad absoluta con la pareja

Eso sí: no se debe caer jamás en la tentación de la honestidad absoluta con la pareja

La vagina de una mujer segura de sí, sintiéndose también segura con el entorno y su pareja, es la viva imagen de la dicha. Si está brillante, sonriente, exultante y decidida, su vagina responderá de la misma manera cuando sea penetrada. No hay clímax tristes, solo clímax más o menos intensos. Los mejores orgasmos dependen de un buen estado de ánimo que la mujer ha mantenido a medio o bien largo plazo. No se puede pretender tener una respuesta orgásmica paradisiaca en un ambiente hostil, sin afectividad y con un hombre ignoto. Las referencias fílmicas que tenemos en psique sobre excitantes escenas sexuales y sus intensos clímax no se corresponden con la realidad. La intimidad y los buenos cariños como fuentes de clímax intensísimos en la pareja exceden sobradamente las limitadas expectativas de un guion cinematográfico y sus 2 horas de metraje. La penetración vaginal in situ es más estimulante; la vagina y el pene que están al alcance de la pareja no tienen ninguna escena grabada que pueda superarlos. Es la realidad del sexo, su práctica a través de una penetración vaginal vivida, sentida y no virtual, lo que basa los genitales humanos. Todo lo demás, escrito, cantado o bien grabado es puro aditamento.

La perfecta acompañante de mucho lujo

Aunque este proceso es universal y mecánico, absolutamente nadie lo singulariza como propio pues no se tiene recuerdo ni memoria del proceso automático y mecánico de simulación incorporada (embodied simulation) activado por las neuronas espejo. Si necesitas utilizar juguetes sexuales es que falla o bien falta algo en tu sexualidad. Un juguete sexual no tiene por qué entenderse como un sustituto, sino como un complemento. Los juguetes forman de una sexualidad absolutamente sana, y es una alternativa individual (o de pareja) el usarlos o número Les paso mi secretillo. Un día estaba con mi novio en su casa en medio del salón haciendo de todo. Yo no lo sabía en ese instante, mas mi cuñada tenía la llave de casa y entró. Nosotros estábamos tan metidos en nuestra acción que no nos dimos ni cuenta ni del estruendos de la puerta ni nada. Fue tal la pillada que desde ese día me empezó a decir ENCULADA en lugar de CUÑADA cada vez que me ve y me quiere decir algo, jajaja, será puta… Ya se imaginaran ustedes en qué posición nos encontró. Es lo que hay, MUJER 🙂 con todo orgullo.

La responsabilidad del desamor está en quienes desprotegieron al niño. No obstante, el cerebro de un niño pequeño está precableado para adaptarse a los que sea. En esa adaptación se produce una introyección de la culpabilidad que deja al pequeño explicarse el abandono recurriendo a atribuciones negativas acerca de sí. Si me ocurrió es porque soy malo, inadecuado, repugnante. De alguna manera, me lo merezco…. Para lograr vivir así, en un estado permanente de alegría y satisfacción, debe uno concentrarse en el interior más profundo de nuestro ser, y además, buscar de forma conciente aquellos conocimientos inherentes al ser humano y al espíritu. De este modo podremos encontrarnos con ideas y pensamientos que nos van a hacer cambiar nuestra forma de pensar y de actuar.

Sobre la necesidad de reprogramarnos sexualmente

Esto que es algo normal y, como hemos dicho, humano, es más habitual, según parece, en las chicas que en los chicos. Las chicas, apuntan algunas investigaciones efectuadas por la Universidad de Ohio y encargadas por el lugar de citas IllicitEncounters, tienden a tener más fantasías eróticas con la expareja que los chicos. Según el estudio encargado por dicha web, el 60 por ciento de las mujeres tienden a fantasear eróticamente con la antigua pareja. Al contrario, sólo el 48 por cien de los hombres lo haría. Eso sí: el hombre piensa más en sexo que la mujer. Los resultados de la investigación eran claros en ese sentido y parecen confirmar eso de que los hombres están siempre y en toda circunstancia pensando en el sexo. Conforme esos estudios, una mujer con 8 horas completas de sueño piensa en relaciones íntimas más o menos cada 51 minutos. Un hombre, por su parte, durmiendo también ocho horas al día, piensa en sexo cada 28 minutos. O bien sea: el hombre piensa en el sexo casi el doble de veces que la mujer.

Veamos, puesto que, un ejemplo detallado y explicado para comprenderlo mejor

Ejercicio: Para adiestrar tu capacidad de detección de amores tóxicos, te propongo trabajar con los casos expuestos al principio del artículo (los casos de Luisa, Fran, Alberto, Esther, Julia y José). ¿Crees que todos padecen o han sufrido un amor tóxico, o bien hay algunos que no? ¿Qué género de amor tóxico ejemplifica cada caso? El último intento fue un año antes de que ella saliera de la casa como fugitivo de la justicia. En un caso así, el terapeuta me pidió que saliera por 3 meses de casa a fin de que ella lo pensara con lo que lo hice. El último mes, le llegó la señal y yo acepté regresar para darnos una segunda ocasión.

Para desmelenarse y charlar de sexo puede resultar realmente útil el empujoncito de ánimo y desinhibición que siempre y en toda circunstancia da el alcohol. El alcohol nos afloja la lengua y nos vuelve, en circunstancias normales, más comunicativos. Eso sí: hay que tomarlo con moderación. Una pequeña dosis servirá para desmelenarnos. Una dosis excesiva va a jugar siempre en contra de la calidad de nuestra erección. Rajoy ha puesto, de nuevo, el dedo en la herida abierta, y ha pedido al PP valenciano que no caiga en la histeria, que es precisamente el estado en el que ha estado sumido a lo largo de años: una permanente excitación inquieta salpicada de cambios de humor, exhibicionismos de todo género y conmociones judiciales, incluidas las parálisis falleras y los sofocos de vergüenza extraña. Cuántas generaciones de mujeres tuvieron que sobreponerse a la maledicencia cuando se las acusaba de ese mal aparentemente derivado de su útero puesto que histeria deriva del griego hystéra: matriz, y se especulaba que de los hervores de aquel órgano tabú afloraba esa clase de demencia tan vistosa y apasionada. Hasta el momento en que empezó a identificarse a los primeros machos histéricos, tan frágiles como las hembras así etiquetadas.

El sabor, la fuerza, los efectos digestibles

No hay solamente sexy que una mujer complaciéndose. Sé estruendoso con tu respiración, gime, gime y retuerce para su deleite. Cuando estés agotado de hacer una cosa, inventa otra. Lápiz los pies, cepíllate el pelo, chúpate los dedos y ponte aceite templados en los pezones. Al conjunto uno lo alimentaban de la siguiente manera: les decían cosas positivas, los ponían a ver películas que elevaban su autoestima y amor, los hacían sentirse extraordinarios, tenían sesiones espirituales de oración, en fin… los rodeaban de cosas positivas. Al tiempo que al grupo dos, era al revés: les ponían noticias todo el día, películas de guerra y violencia, etcétera Y lo que se dieron cuenta fue que al equipo uno, la oración y los pensamientos positivos, les reducía sus niveles de azúcar, y al equipo dos, el exceso de noticias y pensamientos negativos, les subía sus niveles de azúcar. Todavía cuando se pensaba que los genes son inmutables. Realmente bien vestidos, mucha planta física, elegancia. Trato correctísimo a chicos y chicas, mucho carisma y educación. Tratan realmente bien a la gente. Son percibidos como caballero finos y estilosos. Las chicas les vienen a ellos con facilidad. No precisan esmerarse mucho. Logran chica de compañía s de calidad. Defecto. Muy artificiales. Falsillos.

Los siguientes son ejemplos para cada uno de los 4 niveles diferentes

Ya vimos que entre las sociedades primitivas no hizo falta divulgar procedimiento alguno por el hecho de que todo lo resolvieron con el infanticidio o el aborto. No sabemos si los egipcios extendieron los conocimientos médicos anticonceptivos que hemos leído en los papiros, ni tampoco podemos asegurar que los helenos propagaran su saber entre el vulgo, aunque hemos visto descender de manera escandalosa sus tasas de natalidad en distintas épocas, igual que las de los romanos, pero es bien probable que los métodos empleados fueran exactamente los mismos que los de los pueblos primitivos, el aborto y el infanticidio. Para mantener siempre el apetito sexual, tienes que romper la rutina en tu vida sexual. Por servirnos de un ejemplo, si cada noche lees un rato ya antes de dormir, prueba algo nuevo y estimula tu libido con una lectura erótica. Muchas investigaciones demuestran que a las mujeres les excitan las historias en las que el hombre domina. Conque erase una vez una prostituta que estaba sola e indefensa cuando…. Todo cuanto vas a necesitar es imaginación, esposas y algo para vendar los ojos. El juego comienza metiéndote en cama, después de haber decido quien empieza a contar la historia. Deja que tu pareja te vende los ojos y te ponga las esposas. Empieza la lectura, aunque asimismo os podéis inventar una historia con elementos que os exciten a los dos. Puede comenzar así: Fue una noche obscura en el momento en que un guarda armado llevó a la doncella, esposada y con los ojos vendados, ante la presencia del caballero desconocido. oyó como se abría la puerta y una voz fuerte y viril le ordenaba que se aproximase… . A medida que avance la historia que tu chico te acerque a su cuerpo a fin de que note tu excitación y sienta tu sexo húmedo. Ve despacio. Contar un cuento erótico como este es una forma de explorar tus fantasías más oscuras, con lo que no te cortes. Podéis improvisar con cualquier idea que os ponga a ti o bien a tu pareja. Continuad en vuestros roles durante toda la historia. Llegados a este punto, que tu muchacho, que es la persona que domina, lleve su mano a tu sexo y con los dedos estimule suavemente tu clítoris, comprobando lo húmeda que estás y como gimes de placer. Cuando estés muy excitada desearás acariciar y besar su polla mas te pellizcará los pezones y se resistirá diciendo: Todo a su debido tiempo. Mantén su excitación al máximo y cuando creas que está a punto libérala, quítale las esposas mas mantén la venda en sus ojos mientras folláis con tanto placer que sólo pueda gritar tu nombre.

Publicada el
Categorizado como Modelos